Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Grupisa. Ir a la página de inicio.

Logo AENORIQNETLogo AENOR

Conservación de pavimentos

Sevimor

Los pavimentos de hormigón presentan con gran frecuencia una cantidad de defectos superficiales, que, tratados a tiempo, impiden una ulterior degradación de graves consecuencias para el conjunto del firme.

Dichos defectos superficiales a menudo necesitan soluciones rápidas pero eficaces y duraderas al mismo tiempo. El Sevimor ofrece la posibilidad de realizar este tipo de reparaciones de forma sencilla.

Sevimor es un material en tres componentes, basado en una mezcla de resinas, endurecedor y áridos que una vez homogeneizados en la proporción adecuada, constituyen un mortero con propiedades mecánicas tales que lo convierten en la solución más eficaz para todo tipo de reparación de pavimentos de hormigón.

La propiedad más importante es que "puede exponerse al 100% de las condiciones de servicio solamente dos (2) horas después de haberse aplicado".

El área así reparada, no necesita estar cerrada al tráfico durante largos periodos de tiempo (tal como ocurre con otros morteros), no necesitando, además, personal especializado para su aplicación.

Tipos de materiales

Del producto Sevimor, se fabrican dos morteros de distintas propiedades mecánicas para intentar abarcar las reparaciones superficiales en todo tipo de calidades de hormigón.

Así pues, el material de referencia Sevimor, se empleará en aquellas reparaciones donde la resistencia a compresión del hormigón existente sea superior a 250 Kg/cm².

Para hormigones base de resistencia a compresión inferior a 250 Kg/cm², se usará el material de referencia Sevimor Flexible.

Cada uno de estos materiales, a su vez, se puede suministrar con dos granulometrías de árido diferentes:

  • Tipo G: Gruesa, para reparaciones de espesor superior a 20 mm, se recomiendan capas de espesor máximo 150 mm, debiendo hacerse en más de una capa las reparaciones de espesor mayor.
  • Tipo F: Fina, para reparaciones de espesor inferior a 20 mm, se recomienda para todos aquellos trabajos de reparación superficial donde los espesores son casi siempre inferiores a 20 mm.

Prescripciones técnicas de los materiales

 

Medidas a las 24 h de la aplicación
SevimorSevimor flexible
Resistencia a flexión (Kg/cm²) 223 125
Resistencia a tracción (Kg/cm²) 101 28,8
Deformación en rotura (%) 1,2 5,2
Resistencia a compresión (Kg/cm²) 851 207
Adherencia a mortero de hormigón Superior a cohesión de la probeta
Módulo de elasticidad 160,300 6,950

Presentación del producto

Para los dos morteros que se comercializan, se realiza en tres componentes, listos para ser mezclados sin más, en el momento de su aplicación.

  • El componente A (resinas) se envasa en un bote metálico de 10 l de capacidad, que contiene 1 Kg de dicho componente.
  • El componente B (árido) se empaqueta en bolsas de 9 Kg perfectamente identificadas.
  • El componente C (endurecedor) se suministra, de acuerdo al pedido realizado, proporcionalmente.

La imprimación, necesaria para la reparación de grandes superficies (Sevimor-Primer) se sirve en bidones metálicos de 10 l de capacidad, acompañándose con la parte proporcional de agente secante de la misma.

Aplicación

Asegurarse de que la superficie a reparar, una vez saneada, esté limpia y seca, carente de áridos sueltos, polvo, etc.

Si la superficie a reparar es grande o se trata de aristas, en primer lugar hay que aplicar la imprimación adecuada (Sevimor-Primer). Para la puesta en obra de la misma, se añade a la cantidad que hayamos extraído del bote original, entre un 3 y 5% en peso de endurecedor.

A continuación, se homogeneiza perfectamente y se aplica a brocha con un rendimiento de 200-300 g/m². Inmediatamente después, se añade un árido de siembra con un rendimiento de 300-400 g/m², de forma uniforme. Realizada la aplicación de la imprimación, se deja que seque totalmente.

Una vez seca la imprimación, realizar la mezcla de los tres componentes del mortero: Añadir, por juego, entre 60 y 90 g de endurecedor al bote que contiene las resinas. Mezclarlo íntimamente. Añadir el contenido de la saca, componente B, al bote anterior y aplicar inmediatamente.

Los pot-lifes de las mezclas, cantidades de endurecedor y tiempo de curado, dependen de la temperatura ambiente, en el siguiente cuadro se expresan estos valores:

Temperatura frente al Pot-life, el tiempo de curado, el tipo de material y la cantidad de endurecedor
TemperaturaPot-lifeTiempo de curadoTipo de materialCantidad de endurecedor
5/20 ºC 5 a 10 min 1 h Sevimor-Primer 4 a 5%
20 a 35 ºC 3 a 5 min máximo 30 min Sevimor-Primer 3 a 4%
5 a 20 ºC + de 7 min máximo 1 h Sevimor 70 a 90 g por juego
25 a 35 ºC de 3 a 7 min máximo 30 min Sevimor 60 a 70 g por juego
5 a 20 ºC + de 7 min máximo 1 h Sevimor flexible 70 a 90 g por juego
20 a 35 ºC de 3 a 7 min máximo 30 min Sevimor flexible 60 a 70 g por juego

Almacenaje y precauciones

El Sevimor y el Sevimor-Premier, deberán almacenarse en sitios frescos a temperaturas no superiores a +25 ºC, teniendo cuidado de que los materiales estén situados en lugares suficientemente ventilados.

El tiempo de vida útil del sistema así almacenado, será de 6 meses como mínimo, y un año como máximo.

Con el endurecedor se debe tener especial cuidado, ya que se trata de un material inflamable y explosivo al ponerlo en contacto con la llama y la humedad. Manipular los materiales con guantes y limpiar los instrumentos de aplicación, inmediatamente, con Tolueno o Acetato de Etilo.