Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Grupisa. Ir a la página de inicio.

Logo AENORIQNETLogo AENOR

Conservación de pavimentos

Fresado de pavimentos

Debido al aumento de exigencias de los usuarios de carreteras, cada día es más necesaria la buena calidad de la rodadura, y ello no sólo desde el punto de vista del rozamiento, sino también del confort.

Si la presencia de un coeficiente de rozamiento elevado y una alta capacidad de eliminación del agua superficial son importantes, también lo es la regularidad superficial, medida a través del IRI.

Por este motivo se han desarrollado una serie de procedimientos para mantener o restablecer la regularidad superficial, de aplicación sencilla, contando con los medios adecuados y con mínima interrupción del tráfico.

En firmes de hormigón, donde es muy difícil evitar la formación de algunas irregularidades durante la propia construcción, así como los alabeos y desnivelaciones de losas, hay que contar con un sistema fiable de restablecimiento de la calidad de rodadura.

Para ello contamos con uno de los equipos más perfeccionados y potentes del mundo para la realización de este tipo de trabajos, tanto debido al automatismo de su funcionamiento, como a la calidad final obtenida, facilitada por su base fija de 3 m.

El sistema no es únicamente aplicable en firmes de hormigón, sino que se utiliza también en pavimentos asfálticos, para mejora del coeficiente de rozamiento, y en pistas de aeropuertos, para, mediante el ranurado transversal, facilitar la rápida eliminación del agua superficial, suprimiendo la posibilidad de hidroplaneo.